Almacenamiento industrial sin logística. Cuestiones previas

 

Puertos llenos, eso es lo que claman algunos navieros para un trasiego de mercancías cada vez es más escasa. Las empresas de transporte marítimas en la actualidad, trabajan con barcos más grandes buscando un ahorro sin que sean llenados por los contenedores mercantes. Esta diferencia entre ahorro y capacidad,  ahonda año tras año, lo que está produciendo una importante merma en la rentabilidad las operaciones logísticas marítimas.

Debido a ello se alimentan las fusiones de empresas en este sector para intentar sobrevivir a unas fuertes turbulencias en el mercado mundial. La realidad es que esta industria se está viendo incapacitada por la evolución del medio y el volumen. A pesar de que empiezan a haber repuntes de crecimiento desde la crisis financiera, no se encuentran en concordancia con la capacidad de los buques que ahora se gestionan, cuyo decrecimiento en capacidad se ve aumentado año a año, y por tanto, mermando su capacidad amortizativa.

Esto es debido al empeño del sector naviero en cargar buques más grandes con el fin de ahorrar, tendencia que se impuso hace unos años por el repunte del precio del combustible, con el objetivo de crear nuevas fortalezas de costes frente a sus rivales, aprovechar lo que se conoce en términos económicos las “economías de escala”.

Parte de la culpabilidad de este freno es la potencia China, los navieros incrementaron su producción fruto del crecimiento de la demanda del gigante asiático. Pero esta tendencia creciente ha ido mermando en los últimos, China, ya no crece como crecía y sus importaciones ya no son.

Exportación de estanterías metálicas

Una entrevista en un medio local al gerente de www.estanterias.com.es , avisaba de la tendencia creciente en su nicho de mercado como es el almacenamiento industrial y la venta de estanterías metálicas. Una tendencia la del trasporte que ha sido afectada enormemente en su sector. La importación China de sus productos de almacenaje metálico se ha visto frenada en los últimos años fruto del decrecimiento económico y la menor demanda interna.

El gerente afirmaba, que año tras año se veía un repunte en la demanda de sus productos al continente asiático especialmente a China, pero la frenada del comercio internacional ha supuesto un hándicap en su negocio, manifestaba que una de sus fortalezas era la fabricación de estanterías metálicas baratas para competir con los propios asiáticos, pero el desaprovechamiento de economías de escala está impidiendo soportar los costes y mermando la rentabilidad de su negocio.

El peligroso “efecto Trump”, ésto es lo que manifestaba dicho empresario, las trabas al comercio internacional manifestabas por el magnate en continuas ocasiones, puede ocasionar una pérdida de fuerza al comercio internacional, los bancos de trabajo de esta empresa eran los más exportados al continente americano, ahora la imposición de barreras que pretende el nuevo presidente puede ocasionar un retroceso en las relaciones comerciales con el mundo y las exportaciones de los empresarios españoles, pueden llegar  a peligrar.

En definitiva, parece ser que hay un nuevo paradigma económico del comercio internacional y la preocupación no es para menos. Debemos estar atentos a las futuras decisiones gubernamentales mundiales y estar expectantes ante este cambio.

 

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *