A lo largo de la historia se han originado una gran cantidad de historias y leyendas alrededor del gato negro. Desde tiempos muy antiguos los seres humanos han tenido cierto miedo irracional ante los felinos de este color, siempre relacionándolos con el mundo oscuro y la mala suerte.

Por eso en el siguiente artículo vamos a hacer una recolección de todas las historias y mitos, ojo, antes debes saber la diferencia entre mito y leyenda, que no es lo mismo, estas historias que han ido perdurando en el tiempo sobre estos animales. Algunos muy antiguos, otros no tanto, pero con una idea en común: la mala suerte que transmiten los gatos de color negro.

 

Leyendas y mitos

Como decimos, son muchas las leyendas y los mitos existentes en torno a los gatos de color negro. Por ejemplo, los antiguos celtas creían que los gatos en general (pero especialmente los de color negro) eran las mascotas por excelencia de las brujas, por eso siempre los han relacionado con el mundo del ocultismo y la hechicería.

En muchos escritos y dibujos, incluso se puede comprobar cómo los celtas llegaron a pensar que las brujas eran capaces de transformarse en gatos negros a través de sus poderes oscuros.

Ésta idea y práctica de los celtas perduró en el tiempo, y se instaló como algo habitual en la Edad Media (sobre todo en Europa). La gran parte de los países europeos llevaron a cabo persecuciones hacia estos animales, los cuáles seguían asociándose a los ritos paganos y a la brujería. Por este motivo, una gran cantidad de personas que poseían gatos negros en la Edad Media fueron juzgadas y sentenciadas a muerte en la hoguera.

El tema estuvo muy candente en la Edad Media, sobre todo en el sector cercano a la Iglesia, el cual fomentó las persecuciones hacia los gatos negros. Un claro ejemplo de la importancia de estas persecuciones reside en que la quema de gatos pasó a ser un espectáculo habitual en algunas festividades religiosas como ‘La noche de San Juan’.

Esta idea de la brujería asociada a los gatos negros cruzó el Atlántico, y llegó hasta Estados Unidos, concretamente hasta la ciudad de Salem, en el condado de Essex, donde durante una buena temporada se persiguió a estos animales, los cuáles seguían asociándose a las brujas.

 

El gato negro en la actualidad

Bien es cierto que los gatos negros son mucho más aceptados en la actualidad, y podemos verlos por la calle o incluso en manos de algún familiar o amigo como algo normal. Tal es el caso, que por ejemplo en Italia ya se celebra el Día del Gato Negro’, como una forma de acabar con los mitos y leyendas que rodean a estos felinos de color negro.

Con el paso del tiempo el gato negro ha sido aceptado en la sociedad, y sus mitos relacionados con la brujería y el mundo oscuro parecen desvanecerse de su figura. Los gatos independientemente del color, son gatos y como cualquier felino no trae ni mala ni buena suerte, simplemente pueden convertirse en unos excelentes animales de compañía.

Facebooktwittergoogle_pluspinteresttumblr

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *